Cierre preventivo a bodega donde tocaba El Rey de Rocha y Hotel Campestre Plaza

En cumplimiento de los planes de control ordenados por el alcalde, William Dau Chamat, para verificar la legalidad de los establecimientos de comercio, así como el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, la Secretaría del Interior y Convivencia Ciudadana y la Policía Metropolitana realizaron operativos que dieron como resultado el cierre preventivo de dos negocios.

El primero fue en La Perimetral, donde se encontró una bodega acondicionada y que es utilizada para toques y presentaciones de El Rey de Rocha.

En el lugar se encontró poco personal al momento del plan de control, pero al verificar la documentación y la bioseguridad, este no tenía el permiso que otorga la Alcaldía para aquellos eventos que funcionan en sitio cerrado.

Así mismo, se observó el no cumplimiento de las medidas de bioseguridad como lo establece el protocolo, al no llevar el listado de los clientes que llegan al lugar como mecanismo para hacer un cerco epidemiológico en caso de detectar en uno de sus asistentes una persona positiva de COVID -19.

El secretario del Interior, David Múnera Cavadía, señaló que la administración adelanta una serie de controles con la Policía, demás Instituciones y dependencias del Distrito, con caravanas, visitas específicas a establecimientos que la ciudadanía denuncia, además, de actividades pedagógicas en las que se invita a la comunidad a cumplir con los protocolos que le ponen freno al virus que tanto daño ha causado en Cartagena.

«Queremos que todos, tanto empresarios como ciudadanos tengan muy en cuenta los cuidados que deben tener para evitar que la Covid -19 siga dejando contagios y lo más doloroso, muertes por no cumplir con las normas y los protocolos del autocuidado que tanto insistimos», expresó el funcionario.

Durante el recorrido, el personal de la Secretaría y la Policía llegó hasta el Hotel Campestre Plaza. En este sitio se encontró que no tenía toda la documentación para prestar los servicios ofrecidos, razón por la cual se le ordenó también el cierre preventivo de sus actividades.

Múnera Cavadía señaló que no es posible que muchos establecimientos funcionen sin tener todos los requisitos al día para brindar servicios a la población de manera legal y adecuada.

«Es bueno que los propietarios y administradores indaguen sobre todos los requisitos que se necesitan para poder abrir sus negocios de manera legal. El no cumplimiento de esta medida obliga a la Policía Nacional a suspender y cerrar la actividad comercial e imponer los respectivos comparendos», sostuvo el Secretario Múnera Cavadía.

Estos operativos hacen parte de todo el plan de seguridad para enfrentar la COVID-19 que contempla el Plan de Desarrollo Salvemos Juntos a Cartagena, que busca evitar al máximo que los cartageneros y visitantes resulten contagiados. Para ello se diseñaron acciones de control que hagan de Cartagena una ciudad que lucha por estar libre del contagio de coronavirus.

COMPARTE EN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat