Por orden de la Inspección de Policía de La Boquilla cierran establecimiento construido en zona de bajamar


. La Inspectora de Policía del corregimiento de La Boquilla, durante una diligencia realizada en la mañana de hoy, ordenó el cierre definitivo del establecimiento comercial Bar Soy Nativo, que había sido construido en una zona de bajamar.

La medida la tomó la funcionaria, luego de verificar que funcionaba de manera ilegal, porque carece de la licencia de uso público que debe dar Planeación Distrital, por lo que la Inspección de Policía le aplicó el Código Nacional de Seguridad Ciudadana.

El alcalde, William Dau Chamat, manifestó que ese negocio “ya no va más y que no contaba con el uso de suelo, y que uno de los documentos que presentaron al momento de la diligencia era falso”. También explicó que el proceso de suspensión se demoró un poco, en cumplimiento de unos trámites gubernamentales.

“Se demora por el ritmo paquidérmico con el que actúa el Estado, pero se hicieron valer los derechos de la comunidad. Tardamos un poco, pero logramos cerrar el negocio”, afirmó el mandatario.

A la diligencia, que duró unas tres horas, asistieron, además de la Inspectora, la personera Carmen de Caro Meza, integrantes de la Policía Nacional, DIMAR y los abogados de los propietarios del establecimiento.

Con esta decisión se suspendieron las actividades y el proceso se remitió a la Alcaldía Local de la Virgen y Turística, que tiene la jurisdicción para la restitución del terreno.

Carmen de Caro Meza, personera Distrital, señaló que en estos momentos está suspendida la actividad comercial y que también hay un recurso de apelación que fue otorgado por la Inspectora de Policía.

COMPARTE EN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat