En operativos Secretaría del Interior y la Policía Cierran fiestas clandestinas en La Boquilla y Bocagrande

Fue suspendido, por segunda vez, el establecimiento Coco Pazzo, en La Boquilla.

Se conformó grupo Élite de la Secretaría del Interior y de la Policía para combatir las fiestas ilegales y hacer cumplir el toque de queda.

Por segunda vez, en menos de quince días, las autoridades cerraron el establecimiento nocturno Coco Pazzo, en La Boquilla, donde de adelantaba una fiesta con música electrónica.

«Se cerró este negocio, que tenía un escándalo con música electrónica. En este lugar se encontró, a no menos de 300 personas, violando todos los protocolos de bioseguridad, sin tapabocas y excediendo el aforo permitido. Tampoco tenían permiso para realizar dicha actividad», señaló el Secretario del Interior y Convivencia Ciudadana, David Múnera Cavadía.

El funcionario indicó que el establecimiento recibió una sanción consistente en 10 días de suspensión de la actividad comercial. «Este lugar va en camino de un cierre definitivo. Este tipo de empresas, cuando persisten en este tipo de conductas, se deben cerrar de manera definitiva», puntualizó.

«En la primera noche de vigencia del toque de queda con la Policía Nacional hicimos un recorrido, especialmente en La Boquilla, ante la queja permanente de la comunidad por las fiestas de música electrónica que se han realizado en los últimos días en este corregimiento», indicó el Secretario del Interior y Convivencia Ciudadana.

Las acciones operativas se extendieron a Bocagrande donde también se encontró una fiesta que no cumplía con las normas de bioseguridad.

«La fiesta fue en un hotel donde se encontraron más de 200 personas, por lo que se procedió al cierre del bar del establecimiento, porque violaba todos los protocolos de bioseguridad», expresó el funcionario.

Por último, pasadas las 2:30 de la mañana, también en La Boquilla se encontró otra fiesta «clandestina», en las que había unas 30 personas en un festín, actividad que fue suspendida y sancionado el inmueble por 10 días.

«El mensaje que esta Administración quiere enviar a la ciudad, es que se debe cumplir el toque de queda, con todo el protocolo de bioseguridad. Soy enfático en que todos estos días vamos a continuar con los operativos por toda Cartagena e imponiendo las sanciones a que haya lugar», sentenció.

COMPARTE EN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat